sábado, 31 de diciembre de 2011

Fin de año

Vuelvo a estar sentada delante de la pantalla del ordenador, donde he pasado muchas de mis horas, desde que estoy contigo. Compartiendo mi tiempo contigo, sin que te dieras cuenta. Faltan horas para que el año termine, faltan horas para que comience otro nuevo. Y nunca noto la diferencia entre final y comienzo de año, pero este año, hay muchas cosas que son diferentes.
Frente a mí, veo un año lleno de posibilidades, lleno de experiencias y de desafíos. Hace un tiempo que mi vida ha dado un giro, hace ya unos meses que mi sonrisa brilla de forma distinta y creo que no hace falta que te diga quién es culpable de ello.
Termina un año, que no ha sido, si no enriquecedor, y se presenta una entrada de año, que me gustaría compartir contigo. Ya sé que ahora no estamos cerca; pero estamos juntos en esto. Quiero pedirte algo, como capitana, y sobretodo como compañera de equipo: compartamos más tiempo del que hemos compartido, vivamos experiencias, seamos felices, sigamos complementandonos, déjame quererte un poco más, y convirtámonos en un equipo inmejorable.
Feliz año nuevo, felices aventuras, felices experiencias, felices días, felices semanas, felices meses, feliz tiempo que podamos compartir.
Y sobretodo te doy un feliz "te quiero". 

No hay pena que valga

Voy a intentar no llorar por haberme ido, si no a sonreír por haber estado contigo. Voy a contener mis lágrimas aunque siga echándote de menos, porque no es justo sufrir, sabiendo que tengo a una persona maravillosa esperándome al otro lado de Andalucía y dentro de unos días, en el centro de Europa.
Solo estemos tristalegres.
Üß

Volveré

Han pasado seis días. He conocido a mucha gente, y he hablado con muchos de ellos. He descubierto partes de ti, que intuía y he confirmado muchas otras, que casi podría decirse, que sabía con seguridad. Y después de este tiempo, y a medida que avanzan los días, estoy mucho más orgullosa de haberme adentrado en esta aventura; en la aventura de descifrar a una persona increíble y de poder compartir "tiempo" con ella.
Hemos estado unos segundos parados, en cada momento que queríamos guardar: un baño de espuma a la luz tenue de las velas, que seas mi Navidad, un atardecer en el Rompido, dormir juntos y quedarnos mirándonos en la cama, ducharnos juntos sin importar el espacio que tengamos, quitarnos el frío, acariciarte después de una borrachera, cenar más tarde de las doce, presentarte a mis amigas, probar la play esthertion, buscar un hotel para después quedarnos en tu casa, poder disfrutar el uno del otro sin importar el tiempo, mucho tiempo en el coche, jugar al paintball, que mi amiga no se crea tu edad, quedarme un día más porque me gusta estar contigo, dejarme los calcetines en tu cama y que tu madre me los lave y me los lleve a la parte de abajo de tu casa, quedarnos hasta tarde bebiendo algo entre amigos, olvidarnos sin querer de Karola, dejarte dinero en el bolsillo de tu abrigo, pasear por mi ciudad, comer hasta hartarnos en el ciquitrake y el picoteo, aprender palabras onubenses, poder sentirme orgullosa ante una agrupación musical entera, ver mi primer concierto tuyo, conocer a traición a tu padre, conocer a tu madre, que tu amiga Paqui me sonroje delante de tu padre, que me debas 40 euros, volver a enamorarme de las piedras de tu ciudad, que Dani me dé la charla porque se preocupa por ti, saber que nos estamos pasando la salida 323 de Andújar porque no quiero irme, verte desde el asiento de mi autobús... Tú.
Me gusta tu tierra, sus piedras, sus olores, su comida, sus bares, su gente, tu compañía. 
Preguntaste en el coche que sí volveré, y aquí tienes mi respuesta.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Sin darte cuenta.

Sin darte cuenta ya has visto una parte de todo esto. De este rincón que he creado para todos los mensajes, que nunca llego a enviarte. No quiero que te dé una subida de azúcar.
Estos son todos los mensaje que escribo y que, desde hace un tiempo, en vez de borrarlos, los guardo, aquí, por si algún día te apetece leerlos. Para que recuerdes: las ganas, la ilusión y todo lo que nos espera de aquí en adelante.

domingo, 25 de diciembre de 2011

última noche

Llevo preparando todo, hasta el último detalle. Es cierto, que muchas de las cosas que tenía pensadas, no podrán ser; pero si no pueden ser, será porque no tenían que ser. Y dejando la ontología a un lado, empezaré a contarte algo más. La tarta de queso está casi lista; 4 regalos envueltos, y éste está a punto de ser clausurado.

Escalofríos

No me importa, nada me impedirá volver a verte.
Mis manos empiezan a sudar, cada vez estoy más nerviosa. Creo que tengo un tic en el pie izquierdo. No paro de mover las piernas. Solo pienso en cómo será volver a verte.
Esta noche no podré dormir, tengo muchas ganas de que llegue mañana. Y sentir que cada vez, te irás acercando más a mí…
Me entran ganas de ir a buscarte, a cualquier parte en donde estés. De no hacerte, reducir tantos kilómetros tú solo. Quiero ayudarte, en el camino que te queda. Ser tu compañera de viaje, como tantas, otras veces lo he sido.
Quiero estar contigo cuanto antes, y me parece que la espera, se me hará eterna.

Tiempo

Aprendes a apreciarlo de otra manera. En ocasiones pasa demasiado deprisa, y otras: se hace eterno. Es ahora cuando parece que mucho más lento. Me fijo en cada minuto, en cada segundo que pasa; que falta para que, por fin, pueda volver a besarte.
Y sé que, cuando estés conmigo, se irá volando, pasará como un relámpago ante nosotros, y siempre nos faltará más, para terminar de hacer todo lo que queremos.
En definitiva, dependemos de él. Pero ya que estamos supeditados, por los días, por las semanas, por los meses… disfrutemos de cada instante que podamos consumir, aunque no sea nada, aunque sea mínimo. Controlémoslo. 

I think so

No es algo que se busque. Es algo que debe llegar solo, y que encuentras cuando menos te lo esperas. 
Y no importa, como de descabellada pueda ser la situación, te lanzas a la piscina. 
No te importa, que pueda pasar entre medio, o que si será difícil, solo quieres eso, estar con esa persona.
Y te levantas una mañana pensando que, a pesar de todas las equivocaciones que has cometido, de todas las malas decisiones que has tomado, quizás está sea una de las mejores. 
Me importa el presente. Estoy contigo y todo lo que esta pasando, me encanta. Da igual que pueda pasar mañana, solo quiero disfrutar todo lo que estamos consiguiendo. Me gusta pensar en un "nosotros", me gusta formar parte de tu equipo, me gusta "complementarte", me gusta hacerte feliz, me gusta tenerte conmigo, me gusta esperarte, me gusta que te guste, me gusta quererte, me gustas tú y todo lo que ello conlleva. 
Confío en la suerte, de momento no me abandona. Me llevo hasta ti y me mantiene contigo.

sábado, 24 de diciembre de 2011

No me gusta la Navidad, es una época del año, distinta para mí; por eso nunca la felicito Pero, es una fecha importante: habla de la familia, de los amigos, de los seres queridos, del significado de todo ello.
Y pretendo que este año, tomen un sentido diferente para mí.
Un día después de navidad y un día antes de fin de año, ese será mi regalo de navidad.
Podré pasar ese tiempo, esas fechas, con la persona, con quién las quiero compartir.
Y por eso, serás al único que le deseé este año, “¡Feliz Navidad!”. Porque quiero, que el tiempo que estés en Úbeda, disfrutes de tu familia de tus amigos y de tus seres queridos, que recibas todo ese amor, que te ha hecho falta, estos meses atrás. Te la deseo, porque justo después del día 25, voy a celebrar contigo, a nuestro modo, otro tipo de Navidad. Porque como ya te he dicho, quiero que estas fechas tomen un significado distinto este año, y ese significado, quiero que seas tú.
¡Feliz Navidad!

:$

No sé si ya te lo he dicho, pero me gusta hablar hasta las tantas contigo. Muchas veces, pienso que, se nos tendrían que acabar las palabras después de horas de conversación, pero, si alguna vez se acabarán, el simple hecho de estar mirándote, aunque sea a través de la pantalla del ordenador, es algo que no querría cambiar.
Que seas lo último que veo, antes de dormir, me produce una sensación que no puede describirse. Y sinceramente, ya hay muchas que causas, que no sé, como definirlas.
Me encanta poder dibujar tu cara con mi dedo, aunque sea en mi portátil, porque, que estés ahí atrás, cada noche, aunque sea a 2000km, significa que un día (ya no tan lejano) volverás a que te acaricié, de forma real.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Otro primer día

Todavía recuerdo como me comía las uñas, tenía tantas ganas de volver de verte. Subí las escaleras del metro, llovía, así que me mojé hasta encontrar un umbral que me mantuviera en seco. Abrí mi maleta en medio de “Place de l’Alma”, saqué el paraguas, que lo había dejado en un sitio fácil de encontrar. Cerré mi maleta, me incorporé a la calle, ya con mi paraguas en la mano y busqué mi móvil en el bolsillo. Marqué tu número, unas cuantas veces, hasta que por fin hico señal. Se escuchó tu voz detrás del aparato, ninguno de los dos estaba tranquilo. Tu habías subido, por una salida diferente a la mía.
-¿Dónde estás?
-He salido del metro línea 9, en “Alma Marceau”. Estoy al lado de un monumento dorado, como si fuera una llama de fuego.
-Yo también acabo de salir.  No te veo.
-Habremos subido en salidas diferentes. Estoy enfrente de “Le Grand Corona Café”.
-Ni idea...
Vi tu pelo a distancia, después bajé la vista y ahí estabas tú, sujetando el teléfono con una mano, con la otra arrastrabas la maleta y cargabas con tu mochila de rallas. El corazón me dio un vuelco. Tragué saliva. No podía creerlo:
-¡¡Ya te veo!! ¡¡Ya te veo!!
Crucé la carretera corriendo, no sé si estaba en rojo, solo quería abrazarte.
Fue Paris, la última que nos vio. Fue Paris, la última que sintió nuestros besos, la que nos dio nuestras caricias, la que escuchó nuestros susurros debajo de la manta, la que sintió como nos escondíamos en el cuarto de baño, la que grabó nuestra despedida en el metro, la que recogió las lágrimas que se me caían al suelo, la que me permitió verte por última vez.
Y a ella le he prometido, volver a visitarla, sobre todo para darle las gracias. Aunque espero que no se ponga muy celosa, porque ahora nos toca, la mía; mi tierra. Aquella que tanto me gustará compartir contigo, aquella que tanto tiempo lleva esperándote, aquella que está nerviosa porque llegues el 26.

L'Homme et la Femme



Es bastante grande el Musee de Orsay, pero no sé como lo haces, que siempre encuentras un pequeño rinconcito para nosotros. Seguramente Pierre Bonnard, no imagino que algún día su cuadro iba a quedar grabado en un recuerdo, con tanto cariño.


-Es una pareja que ha roto, después de haber hecho el amor. ¿No ves la separación que hay en medio que divide la cama? Ella siente soledad, de ahí que este pintada con los gatos. Los gatos o significan soledad, o si pertenecen a la cultura egipcia, vida y muerte. Él, se ha vuelto un desastre, tiene todo desorganizado y parece que se sienta vacío.



-No, yo no creo que sea eso. Veras, sí… acaban de hacer el amor; pero no han roto, es una despedida. La mostica esta triste, y se siente un poco sola, de ahí, los gatos. El mostico tiene el cuarto hecho un desastre porque, está haciendo la maleta, se tiene que ir a Alemania. Pero no pasa nada, porque dentro de dos semanas volverán a estar juntos. ¿No lo ves? Somos tú y yo.
Y así, en un museo de Paris, dejamos un trocito de nosotros.


23

Sí, es verdad, ayer no fue una de mis mejores noches, pero siempre estás tú para solucionarlo ¿verdad? :)

jueves, 22 de diciembre de 2011

Lo "típico"

Hoy no podré escribirte por la noche, no podré escribirte a las doce. Esta noche hará 4 meses de aquella vez. En la que, todo, pasó en el mismo tiempo. Donde olvidé mi sentido común para dejarme embaucar en algo, como esto. Te diré que no me arrepiento de ninguna decisión que he tomado contigo. Han pasado 17 semanas y 3 días desde la primera vez que te besé. Y voy a decirte, todo lo típico que se suele decir, porqué lo típico, es lo representativo y característico, y aparte de todo lo “típico” me tienes a mí.
Te diré el “típico” “gracias”, porque solo tengo agradecimientos hacia la persona, que cada día me esboza una sonrisa.
Te diré el “típico” “estos meses han sido preciosos”, porque han sido los meses más bonitos, que he tenido desde hace bastante tiempo.
Te diré el “típico” “ojala que esto siga adelante” porque, lo que más quiero, es seguir pasando tiempo a tu lado.
Y no te diré el “típico” “te quiero”, te diré Üß, porque, me gusta más.

Seguramente

Solo pensar que dentro de unos días, abriré la puerta de mi casa, bajaré las escaleras de mi portal, abriré esa puerta que separa la calle del edificio, y tú estarás ahí, con tu coche arrancado, todavía con el motor caliente, esperándome, para llevarme contigo. Esa sensación, será embriagadora, seguramente me quede sin respiración, seguramente mi corazón latera cada vez más deprisa, seguramente se me olvide como hablar, seguramente no podré dejar de mirarte boquiabierta, seguramente no podré creer que sea real, seguramente no podré contener mis ganas de besarte y volveré a besarte, y no sé, si podré dejar de hacerlo. Tengo muchas ganas de que llegue el 26, estaré deseando volver a tenerte conmigo. 

No "porqué", si no "como"

Que te quedases por un momento atrapado en mí; en algún abrazo, quieto en alguno de mis pensamientos. Que pudieses entender todo lo que se mueve cada día dentro de mí. Todo lo que llegas a inspirarme. Y muchas veces, creo que no somos conscientes de lo que hemos llegado a encontrar; me refiero ¿alguna vez pensaste algo así?
Quizás, más bien seguramente, me he imaginado muchas formas, muchos modos, muchas opciones de cómo podría ser, en definitiva, una historia romántica. Pero supongo, que cuando te toca en primera persona, nunca te imaginas que podía llegar, que podía ser, de esta manera.
Me parece tan increíble pensar, que en alguna parte, en algún lugar, tú, estabas hecho para compartir, algo así conmigo; y yo, estaba hecha, para compartir algo así, contigo.
Prefiero pensar, que las casualidades, no sólo pasan, si no que, tienen un “porqué”. Y no he encontrado la finalidad, de éste, pero te aseguro que no me importará seguir investigando.
No es tan importante en sí, el “porque final”, me parece mucho más interesante el “como” llegar.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Soy FAN de ti

Ídem, para mí

 “Puedes no ser su primero, su ultimo o su único. Ella quiso antes y puede querer de nuevo. Pero si ella te quiere ahora, ¿qué otra cosa importa? Ella no es perfecta -tu tampoco lo eres, ni los dos podrán ser nunca perfectos juntos, pero si ella te puede hacer reír, hacer que pienses las cosas dos veces, y puede admitir ser humana y cometer errores, hazla tuya y dale lo máximo que puedas. Puede que ella no piense en ti cada segundo del día, pero ella te dará una parte de su cuerpo, qué sabes, que es frágil - su corazón. Así que no la lastimes, no la cambies, no la analices y no esperes más de lo que ella pueda dar. Sonríe cuando te haga feliz, déjale saber cuándo te enfurece y extráñala cuando no esté ahí.”

Bob Marley

Muchas despedidas, sin ningún “adiós”

Me ahogo despidiéndote entre mil palabras que no quieren salir, pero que dejan un caos en mi cabeza. Creo que no soy lo suficiente valiente como para que mi boca articule ni una sola frase, de las que quiero decirte.
Nunca desapareces. Y siempre me repites un “Te quiero”.
Siempre lloro por dentro hasta llegar al tren, al autobús, al avión; y cuando por fin me siento, y me quedo sola, no puedo evitar todo lo que me había contenido. Incluso el trayecto no es bastante largo como para que se me sequen las lágrimas.
Siempre es más de lo que espero. Tengo muchas ganas de ti, de nosotros. Gracias, simplemente por estar. 

A veces

A veces pasa que recorres kilómetros y kilómetros; miro la ventana y no puedo dejar de pensar lo bonito que sería estar contigo en ese momento. La foto de pantalla del móvil, se me encoge el corazón. Leo libros, veo películas y todos los personajes tienen nuestras caras; pero no puedo comparar. Nuestra historia es mucho más especial. Hay veces en las que quiero volar hacia ti. Guardo cada una de tus palabras. No me resulta duro quererte en la distancia.
Paseo por la calle, y desearía estar contigo de la mano. Me vuelvo nostálgica cuando escucho algo de tu música. Cualquier tontería que me pasé, estoy deseando contártela. Tener esa confianza contigo. Me llevo conmigo todos los sueños de aquellos besos.
Tiemblo recordando algunas cosas, que me siguen estremeciendo. Nunca duermo con almohada pero, ahora necesito que haga de ti. Y me despierto muchas veces abrazada a la ella, con la mirada algo triste. Eso a veces pasa, pero, solo a veces.

martes, 20 de diciembre de 2011

Cada vez, falta menos

Echo de menos verte, sonreírte, besarte. Echo en falta tu voz y tu mirada celeste. Me falta el olor, el tacto de tu pelo y tu forma de caminar. Echo de menos que me acaricies.
Quiero salir y quedar contigo. Quiero mirarte a los ojos y hablar.
Recuerdo cuando, en Mannheim, estábamos los dos, cada uno en una silla diferente. Yo apoyaba mi cabeza sobre tu hombro; tú dejabas caer la tuya sobre la mía, y con el brazo que me rodeaba, me tocabas el pelo. Después de un rato, cambiamos de postura; yo ponía las piernas encima de las tuyas y mi cabeza no se separaba de tu hombro. Tu seguías acariciándome el pelo. Estábamos viendo una película.
Echo de menos, todo eso.
Levantarme en mitad de la noche y encontrarme con esa imagen: tú, dormido a mi lado, sintiendo el calor que desprendes. Hasta mi risa suena de forma diferente.
Echo de menos, que me abraces, tus gestos, tu acento ubetense-murciano, nuestras cenas de comida precocinada, nuestras duchas y nuestro “calientamanos”.
Todo el tiempo, te echo de menos a ti. 

Cábala: conjetura, suposición

Expectativas, objetivos que cumplir. Nada escabroso. Prefiero ser una optimista loca a una pesimista sensata.
Creo que es mejor seguir hacia adelante, sin esperar nada a cambio. Que nosotros seamos un presentimiento, aunque parezca que no puede sostenerse. Porque ese agüero alimentará, todos y cada uno de los recuerdos. De los buenos y de los malos, de aquellos para recordar siempre o aquello, que sería mejor olvidarlos. Ojala llegue el día en el que, podamos decir “ahora te veo”.

Una enciclopedia de sentimientos

El beso de bienvenida y las ganas de hacerte el amor una y cientos de veces. Descifrar todo tu cuerpo y  volver a besarte de nuevo. Cogerme antes de caerme, soy bastante torpe, ya lo sabes; y quitarme el susto, con otro beso. Hacerme reír mientras comemos y sonreírte mientras sueñas. Asustarme cuando llegas, que me chifles nuestra canción. Explicarme como se dirige y yo decirte que me enseñes. Decir locuras y hacerlas. Prometernos cosas. Agarrarte el pelo mientras me besas. Olvidarnos del mundo y del tiempo.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Tú eres para mí, yo soy para ti.

Tengo ganas de ver girar el mundo a tu lado. No quiero dejar las cosas para mañana. Tengo ganas de olvidarnos de la distancia y dejar de vernos tanto tiempo en nuestra imaginación.  Dejar de contar días, semanas o meses. Tengo ganas de recorrer carreteras, coger vuelos, y trenes, pero  contigo. Tengo ganas de quedarme en un rincón de tu cuerpo. No quiero perderme ninguna sonrisa, mirada o gesto. Despertarme contigo, muchas mañanas. Tengo ganas de tumbarme a tu lado mientras escuchamos “there’s no place like home”. Soy muy afortunada por estar contigo. Quiero parar el tiempo. Quitarte el frio en invierno. Tengo ganas de escaparme contigo, huir de la realidad y no tener que esperar por un beso.

Un sueño

Había esperado tantas noches a que llegará ese momento. Volver a respirarte, sentirte conmigo, era casi una necesidad.  Estabas justamente detrás de mi; escucho tu susurro en mi oreja. Me agarras de la cintura, y me giras hacia ti. Cerramos los ojos al mismo tiempo, y me besas. Me encanta que me beses. Noto como tus manos tantean mi espalda. Recorremos los pasillos hasta llegar a la habitación, y ahí decidimos abandonarnos. Me sostienes entre sus brazos, como si solo fuera aire. Parece que se te ha pasado el temblor de tus manos; sientes impaciencia por volver a besarme. Prefieres simplemente observarme, y yo no puedo parar de mirarte. Puede que solo con la mirada ya nos estemos diciendo todo. Hay silencio pero, no un silencio incomodo, sino más bien, estremecedor, conmovedor, provocador. De fondo, lo acompaña, el incesante ritmo de nuestra respiración acelerada. Es un momento embriagador y no nos queda otro remedio; dejarnos llevar. Son tantas las cosas que llego a sentir. Enredo mis piernas en ti, para que por lo menos, esa noche, no te alejes de mí. Mis dedos se entrelazan en tu pelo. Nuestros alientos, siempre cerca, sin llegar a fundirse. Tus caricias son las culpables de que estuviera a punto de llegar al borde de la locura. Estaba envuelta en mis ansias de ti. Saboreando cada instante...


Pero sonó el despertador; y llegó la hora de levantarse. Todo fue un sueño. Aunque solo me faltan 7 días para hacerlo realidad. Te espero.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Federico Moccia

"Nos reímos. Y seguimos riéndonos así. Hablando sin saber muy bien de qué ni por qué. Después decidimos colgar, prometiendo que nos llamaremos mañana. Es una promesa inútil: lo hubiéramos hecho de todos modos. Cuando pierdes tiempo al teléfono, cuando los minutos pasan sin que te des cuenta, cuando las palabras no tienen sentido, cuando piensas que si alguien te escuchara creería que estás loco, cuando ninguno de los dos tiene ganas de colgar, cuando después de que ella ha colgado compruebas que lo haya hecho de verdad, entonces estás perdido. O mejor dicho, estás enamorado, lo que, en  realidad, es un poco de los mismo..."


Federico Moccia
"Tengo ganas de ti"

Me gustas

Me gusta la forma de tus labios, que me muerdas a conciencia y que lo hagas sin querer; que tus pestañas me acaricien al mismo tiempo que me abrazas; soñar contigo; las arrugas que se forman en el lado izquierdo de tu boca cuando sonríes; me gusta tocarte el pelo; me gusta cuando imitas mi cara de enfado. Me gusta la manera en que nos miramos antes de reírnos.
Me gusta la forma en la que me miras, cuando crees que no me doy cuenta; cuando observas todos los movimientos de mis manos. Me gusta ver cómo te brillan los ojos cuando hablas de la música; y que me enseñes a dirigir. Escuchar el sonido de tu risa, me gusta saber que estas feliz. 
Tu olor, acariciarte, me gusta cada parte de tu cuerpo: tu piel; tus huesos;  tu cara; tus manos, esas manos algo más grandes, que las mías. Me gustan saber que todo lo que me dices es verdad. Las ganas que tienes, y que compartimos. Me gusta gustarte y ser de tu equipo. Tu seguridad de "todo irá bien". Me gusta que seas positivo. Me gusta que me susurres al odio; me gusta que me digas te quiero. 
Ich mag dich.

Un duelo de miradas.

En el ascensor. Madrugada, un duelo de miradas.
Te quedas fijamente mirándome; no quiero dejarme intimidar.
Pero me desvío hasta tu boca, y me encuentro con una media mueca de sonrisa.
Y me pregunto: "¿que es lo que ha pasado en estos segundos?".
¿Porqué? Has derribado toda la frialdad que tenía guardada.
Me has hecho bajar la guardia, para dejarme con una risa tonta.
En definitiva, tuve que apartar la vista. Y me quedé contigo.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Me preguntan

Era reacia cuando me preguntaban ¿y estas enamorada? Seguido de un ¿no crees que es demasiado difícil?. Y seguramente, al principio no tenía respuesta para la primera pregunta; y seguramente no quería que fuera cierta la segunda. Aunque, ahora, sabemos las dos respuestas.
¿y estas enamorada?
Es complicado, verás. Si está lejos, sé que puedo revivir cada uno de nuestros recuerdos. Pienso todos los días en él; y cuando lo hago, siempre viene detrás un profundo suspiro. Me hace mucho reír. Con cualquier tontería, se me eriza la piel. Transforma mis días malos, en días mejores. Aún hace que me sonroje. Me demostró que la confianza, es algo que está implícito, sobrentendido. Intento aprenderme cada centímetro de su cuerpo. Entro en trance cuando me mira; puede que me hipnoticen sus ojos azules. El corazón se revoluciona, cuando leo su nombre, en mi móvil. Pasear de su mano, puede que sea una de las cosas más bonitas. Me gusta su tacto. Recién levantada, lo primero que pienso, es "falta menos para verlo".  Dormir a su lado, no tiene definición. Es capaz de cautivarme con una simple sonrisa. A veces lloro y río, porque le echo mucho de menos; es una sensación definida como tristalegre. Mientras lo estoy besando, me pierdo en su aliento; y cuando termino de besarle, muerdo mis labios, para asegurarme de que, es real. Siendo sincera, me encanta. ¿Eso es estar enamorada? Yo creo que sí.
¿no crees que es demasiado difícil?
Si, lo creo. Es realmente difícil. Mantener una ilusión, las ganas, seguir con el mismo entusiasmo, viviendo a 375km, o a 622 km, o incluso a 2342 km. Sin saber, sin poder asegurar, que un día los kilómetros puedan desaparecer. Después de casi no conocernos. Pero, ¿la verdad? Ambos tenemos la corazonada, de que mantendremos la ilusión , las ganas, el entusiasmo. No importa cuantos kilómetros puedan interponerse, ¿acaso crees que eso me impedirá quererle? Las barreras nunca son los kilómetros o el tiempo, las barreras son las que tú quieras que sean. Y sobre, lo de "casi no conocernos" digamos que "eramos dos desconocidos, que se conocían muy bien". Así que repito, sí, es realmente difícil. Pero no, por ello, voy a dejar de intentarlo.

Con la sonrisa boba

Eso que haces; como cuando te haces una foto en el bar, con vasos con mi nombre.
Ese tipo de cosas, son las que me hicieron volverme loca por ti.

You are the breathless hush of evening

Willian Blake

"Para ver el mundo en un grano arena,
y el cielo en una flor silvestre,
abarca el infinito en la palma de tu mano,
y la eternidad en una hora."

viernes, 16 de diciembre de 2011

Bienvenido al número 29

Verte sonreír de esa forma, me da una sensación... Junto con los tuyos, escucharte reír así.
No sabes como me alegra; lo bien que me hace sentir, saber que hoy, dormirás en tu habitación.
Algunas veces aparece esa persona; y quieres que pertenezca a tu vida.
Simplemente llega, porque es la persona que necesitas.

76 noches

76 noches después, por fin vuelves a pisar el suelo de tu tierra. Ahora mismo, estarás aterrizando. Todavía te queda un camino un poco largo. Pero mientras, podrás escuchar tu idioma, podrás leer carteles en castellano y estarás por fin en casa. Nunca he sentido tan hondo aquello que dicen de "vuelve por navidad".
Estas en tu casa, has estrechado 2000km; ahora disfruta de la gente que tanto te quiere y tanto te ha echado de menos... dentro de 10 días seré yo la afortunada de poderte compartir.
Me alegro de que ya estés aquí.

¿Nervioso?

Empieza tu viaje de vuelta a casa.
5:00 straßenbahn, 5:55 autobús, 11:00 avión, 13:45 metro, 15:40 tren, 19:10 coche y 19:45 ÚBEDA


Tchüerte ☺

No podemos hacer ruido.

-que no se te olvide
-¿el qué?
-que te quiero
-y tu no te puedes olvidar que, yo también, mucho, más que la torre Eiffel.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Tú y Tú y, de nuevo, Tú

Dormir en tu pecho, me deja una sensación más plena […]
Daría tanto ahora mismo por escuchar el ritmo que dejan tus latidos. Tienes la habilidad de mantenerme tranquila, protegida, tan serena… ahora mismo no tengo la capacidad de recordad una sensación mejor que esa.
Tener tus brazos, agarrándome fuerte, como si fuera la última vez que pudieras abrazarme… y lo que no sabes es que, no voy a dejar que sea la última.
No quiero otros besos, no quiero descansar sobre otro latido, quiero estar rodeada de tus brazos. Así que no lo dudes, abrázame.

Shall we dance?

Dar vueltas sobre mi misma de tu mano.
Inventarse algún que otro paso. 
Tatarear una canción, por estúpida que sea. 
Me gusta bailar contigo, y que sea en medio de la calle. 
Es mucho mejor cerrar los ojos e imaginarse que no hay nadie alrededor. 
¿No es genial? Bailamos en medio de París.

It's very clear



miércoles, 14 de diciembre de 2011

F.O.

"Close your eyes let your spirit start to soar and you'll love as you've never lived before."

Organillero en el metro

¿No te resulta curioso? Hay muchas canciones que podría tocar un organillero, supongo que tampoco tendría mucho repertorio… Pero tenía la canción justa, “strangers in the night”, fuimos extraños en la noche. Ya te dije, Frank Sinatra sabía muy bien, que nos había pasado. Y nos encontramos con todo aquello, en el metro de París.

Lista: “volver a París”

París, nunca puede saber a poco. 


Es verdad que cada calle, parece esconder una historia; es verdad que incluso la luna, es más bonita; es verdad que los besos tienen mejor sabor; es verdad que París, es una ciudad preciosa, donde siempre faltan cosas por ver; pero también, es verdad, que lo único con lo que me quedo de París, es tu compañía. 


Por eso, a petición de la capitana del equipo, voy a poner en nuestra lista, “volver a París” y no será porque me supo a poco, si no porque, me supo bien, y quiero tenerlo, otra vez.

Federico Moccia

"Y comprender que tal vez amar es otra cosa. Es sentirse ligeros y libres. Es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro, que no es tuyo, que no te toca por contrato. Debemos merecerlo cada día. Y se lo dices. Se lo dices a él. Y eres consciente de que hay respuestas que quizá deben cambiarse. Es preciso partir para volver a encontrar el camino."

Federico Moccia
"Perdona si te llamo amor"

martes, 13 de diciembre de 2011

Trés important, sehr wichtig, very important, molto importante..

Es muy importante, por eso tenemos que decirlo en muchos idiomas, de muchas formas, en muchas ocasiones, con diferentes intensidades, en distintos lugares… pero a una sola persona.
Porque esa persona es tan importante, que es el resultado de la suma de todas las fuerzas Ʃ, de todas las posibilidades y variables. No necesito nada más.
Super morra; super morra. Como te descuides, te llena de morra ♪♫♪♫

Électricos

Había escuchado que, a veces, puedes tener química con alguien; y que muchas veces saltan chispas entre dos personas. ¿Pero de forma tan literal?
Cuando tu nariz se acercaba, mientras intentabas besarme, sentí como un calambre, de éstos que te ponen la piel de gallina.
Rozabas tu mano con la mía, queriendo abrazarla y antes de que llegará, volvían a saltar esas chispas.
¿Será verdad entonces?
¿Tenemos química? ¿Hacemos saltar chispas?
Sí.
Definitivamente, hasta la ciencia esta de nuestra parte.

lunes, 12 de diciembre de 2011

La vuelta

He llegado a casa después de unos días fascinantes.
Me gustará grabar alguno de esos recuerdos por aquí.

viernes, 9 de diciembre de 2011

jueves, 8 de diciembre de 2011

KM

Se van estrechando.

Mañana a esta hora

Seguramente, ya esté contigo.
Mañana a esta hora, volveremos a saborear algunos besos, volveré a tocar tu cara, volveré a oler tu pelo, volveré a cogerte de la mano, volveré a abrazarte, volveré a mirarte a los ojos, volveré a quedarme embobada...
Volveré a disfrutar el tiempo contigo, porque es lo que mas me gusta; pasar tiempo junto a ti.
Creo que ahora mismo no deseo nada más que, estar pegada a tu lado. Poder compartir un poco de manta contigo, y dormir mientras te miro, con esa cara de tonta que se me queda al no parar de babear. Me gustaría disfrutar de cosas tan tontas, como cepillarme los dientes a tu lado. Saborear tus besos, es casi inexplicable lo que haces de mí, con un beso. 
Pero tengo en cuenta, de que tengo la posibilidad de disfrutar de algo igual de bonito. Saber que a pesar del tiempo que podamos estar sin vernos, de la distancia que nos pueda separar y del poco tiempo que tenemos juntos... Tengo mucho más, de lo que yo podría haber imaginado.
¿Ya te he dicho que me haces muy feliz verdad?
Üß

Albert Einstein

"La ley de la gravedad no es responsable de que la gente caiga enamorada"

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Y sopla las velas

FELIZ CUMPLEAÑOS, CASI TREINTEAÑERO :)
¿De verdad creías que me iba a contentar con una mera felicitación?  
Sé que no quieres celebrar tu cumpleaños pero que menos que una felicitación en condiciones ¿no crees?
Faltan pocos días para que podamos estar juntos, y te prometo que te compensaré por no poder estar el día de tu cumpleaños contigo.
Quiero que sepas muchas cosas, que aunque te las repito mucho, cada día, no quiero que se te olviden; y quizás te diga cosas que aún no sepas.
Estar contigo, es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo, estas haciéndome mucho más feliz de lo que te puedas imaginar. Sueño cada noche, con todos nuestros recuerdos, y espero cada vez con más ansias el día, en el que pueda verte.
El día en el que todo esto, empezó en Londres, creo que ninguno de los dos éramos conscientes en lo que nos estábamos aventurando y sí, es una locura, visto desde cualquier punto de vista; pero ambos estamos un poco locos, y creo que de momento, no nos hemos equivocado.
Recuerdo que la noche, antes de que te fueras, solo podía pensar en lo mucho que te echaría de menos, en cuanto estaba significando toda esa pequeña historia y en todo lo que tenía que descubrir de ti. Ha pasado mucho tiempo desde aquel día y por mi parte, tampoco me he confundido. Eres una persona fascinante, que cada día me ofreces algo increíble. Todavía no ha llegado el día, en el que me levante y no tenga unas ganas desorbitadas, de hablar contigo, ya que, no puedo verte.
En el avión que me llevaba a Alicante, solo podía pensar en cómo reaccionarías… Había pasado un mes, y después de todo, solo habíamos compartido cuatro o cinco días. Solo quería que tuvieras la misma ilusión que yo, por todo esto […] En el avión de vuelta a Sevilla, recuerdo la sensación de tener el corazón encogido, sobreseído… la garganta acongojada y los ojos no me paraban de llorar; no sabes cómo sentí no haberme quedado unas horas más en tu piso, en vez de confundirme con la hora del avión…
Darme cuenta en ese momento de que todo esto podía ser posible. Fue una sensación preciosa, pero me daba mucha pena pensar lo mismo que pensé en Londres. Tenía miedo, porque a lo mejor, esa sería la última vez que podría verte… Venían de camino una serie de circunstancias muy difíciles para los dos, y lo que más quería era que, lo que teníamos fuera más que suficiente… Y sinceramente, nos tenía infravalorados.  
Es muy difícil mantener una relación a distancia, nunca he apostado por ninguna. ¿Sabes una cosa? Me has cerrado bastante bien la boca. Ya sabes… soy una bocazas.
Viajé a Alemania, con el doble de ganas que viajé a Alicante; quizás podía encontrarme algo diferente, de nuevo, te vuelvo a repetir, a pesar del tiempo, que había pasado solo nos habíamos visto cuatro o cinco días una vez y seis o siete días la segunda vez.
Cuando note unas pataditas en mi maleta, me giré y ahí estabas tú… recogiéndome por sorpresa en el aeropuerto, no podía creerme que de verdad, esto estaba sucediendo. Tú con todo lo que tienes para ofrecer al mundo, con lo maravilloso que llegas a ser; me has elegido a mí, para compartir tiempo (no pongamos cuanto). Desapareció el miedo, y esa barrera que tanto me costó.
Te explico. Esta barrera, que a base de daños, se construyo sola; consistía en que, la mayoría de cosas que podías decirme, sobre mí, sobre nosotros, sobre lo bonito que es el mundo, siempre tenía un atisbo para mí. No quería caer en manos de alguien, no sabía si ilusionarme, dudaba que algo así pudiera ser, sinceramente, cierto.
En el tren de camino a Frankfurt, te prometo que pensé más, que en las ocho horas que había estado esperando en el aeropuerto de barajas. Cada vez que te miraba a los ojos, no encontraba nada que indujera duda alguna. Eres tan bueno conmigo, que perdona que pensará que algo tan increíble no pudiera ser verdad…
Sueles decirme, “exagerada”,  y no puedo parar de pensar, en que… lo que digo, puede parecer desmesurado… Pero ojala pudieras, ponerte en mi piel, para que, vieras que cada parte de mí, se vuelve loca por cada centímetro de ti. No sé concretamente, que es lo que tienes, que me tiene tan encandilada; ya te dije, que tienes ese no sequé y aquel no se cuanto, que me cautiva.
Pero de lo que estoy segura, querido Alberto Navarrete Mañosa, es que tienes algo especial, y quiero compartir todo el tiempo que tú me dejes estar contigo. Prometo muchas cosas, y a parte prometo no dejar de tratarte como te mereces. Porque de verdad, hay pocas personas como tú. Pocas personas que valgan tanto la pena.
Y yo tengo la suerte de haberme enamorado de una de ellas y que él quiera corresponderme, aunque sea una mijilla.


Te quiero

Feliz cumpleaños

martes, 6 de diciembre de 2011

Mi compañero de equipo

Una complementariedad; es algo que se puede tener con pocas personas. 
Solucionas muchos de mis problemas, con alguna tontería, que enseguida me hace sonreír. Necesito mucho eso.
Parece absurdo, y es que a veces me siento absurda, pero es lo que, verdaderamente me pasa. 
Contigo, se desvanecen muchas preocupaciones o incluso mejor, le quito toda esa importancia, que yo sola, le doy.
Gracias, por darme ese apoyo que tanta falta me hace, por responder todas las llamadas de teléfono, por escuchar todas las batallas de cada día... La verdad es que tengo mucha suerte de tenerte.
¿Qué haría yo sin ti? :) 

LON-DON

Sé que el nombre te suena familiar.
En mí, siempre habrá un hueco para la última noche de Londres. Fue una noche especial.
Entre pañuelos de mocos, una tos incesante, un continuo levantarse y acostarse a buscar leche caliente, unos pocos de mimos, una camiseta lila, unas calzonas de la bandera de Gran Bretaña, muchos besos, varias lágrimas, "there's no place like home", y dos personas algo locas...surgió una buena y bonita forma de empezar.
Recuerdo que te ruborizaste, quizás ambos tembláramos un poco, tenías un regalo para mi. "¿Un regalo?", me acuerdo perfectamente de cuando te pregunte eso, se me pasaron millones de cosas por la cabeza, pero no podía ni imaginarme, algo tan increíble como lo que estabas a punto de darme. Un llavero, "¿Un llavero?"
Sí, un llavero. Tenía dos piezas de puzzle, en una se leía LON y en la siguiente, para unir, ponía DON. Pero, no era el regalo, lo realmente importante.
Verás, ¿conoces la teoría del caos? ¿el efecto mariposa? Pues tiene que ver con qué tu y yo acabáramos en el mismo sitio. En un momento determinado tu decidiste venir a Londres, por estas fechas, a esta residencia, igual que yo. Y bueno, Londres ha conseguido unir dos piezas, que estaban separadas.
La teoría del caos, el efecto mariposa, esas pequeñas variaciones en cualquier tipo de ámbito que pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento del futuro; una predicción a largo plazo.
Conseguiste concentrar toda la esencia de Londres, ahí. En ese pequeño llavero. Siempre lo llevo encima. :) 

lunes, 5 de diciembre de 2011

INEVITABLEmente embelesada; cautivada en todos tus sentidos.

"que no se puede impedir que suceda"
No fui yo la que elegí, tener un compañero de cuarto tan sucio como él. No escogí adrede tu habitación. No te miré a los ojos queriendo. No fue culpa mía encontrarnos a la salida de Minister of Sound. Puede que si tuviera algo que ver en que me quedara toda la noche, y las noches siguientes jugando a las cartas contigo. 
Pero te prometo, que no fue del todo, culpa mía que me gustaras; no sé si dije algo, sobre jugar a las cartas; a lo mejor sí, influí en tu consumo de WKD; y puede que premeditadamente planeara besarte, pero si que te aseguro, que esa forma, no era la que había pensado.
Todo lo que nos ha pasado, sin duda ha sido algo imprevisible
A lo que si puedo comprometerme, es que ha sido inevitable enamorarme irrevocablemente de ti.

Verídico

Antes, prefería ser solitaria, mirando como a través de una ventana,  las personas iban pasando por mi vida. Tanto tiempo sintiendo un vacío. Sin querer saber, cómo era el mundo. Y entender qué otras cosas me estaba perdiendo.
Desde aquí, bajo las estrellas; desde aquí, ahora puedo ver. De pronto, hoy siento que estoy donde quería estar. Todo es tan distinto [...] Siempre he odiado toda esa pantomima de los cuentos; hoy puedo decir, con mayor certeza, que me quedo con la realidad que estamos construyendo, a pesar de lo lejos que puedas estar, aunque el tiempo nos impida vernos... el mundo ahora es mucho más bonito, desde que lo veo a través de nosotros.
Pienso en ahora; persigo mis sueños; veo las cosas con mas claridad.
Todo lo haces más fácil.

Hecho a su propia medida

Cuando piensas que no puede haber nada más, que ya sabes bastante sobre lo que hay y crees que lo sabes todo; llega alguien que te enseña algo que no ves. No hace falta que nadie me pregunte qué es lo que quiero. 
Una cosa parecida quiero yo, algo así como tú. 
Cuando te vi supe que, algo así quiero yo, una cosa parecida a ti.
Alguien que, formando parte de mi mismo equipo, me ayude a ser mejor.

Ω

Hablas de una locura transitoria, y verás, transitoria significa "que dura relativamente poco tiempo". No sé si te desilusionaré con lo que voy a decirte, pero esto que siento, no es algo transitorio. No puedo decirte que no sea una locura. Si definimos locura, tendremos: "Imprudencia, insensatez"; "pérdida o trastorno de las facultades mentales"; "entusiasmo, interés, sentimiento, etc exagerado o muy intenso". Yo cumplo todas. 
Fue una imprudencia enamorarme de una persona que viviría a tantos kilómetros de mi, fue una insensatez rechazar mi teoría de "las relaciones a distancia, no salen bien", entonces fue una locura involucrarme tanto, y dejarme llevar por todo lo que sentía dentro de mi. 
Tengo una pérdida o un trastorno de mis facultades mentales, hace tiempo que no puedo dejar de pensar en ti, no respondo cuando estoy contigo; siempre que el tiempo es capaz de vencerme, no controlo mi llanto; después no paro de sonreír. En definitiva, no tengo autocontrol, me vuelves loca.
Digamos que, tengo un entusiasmo, un interés y muchos sentimientos, etc exagerados o intensos. 
Así que puedes terminar de decir tranquilamente que realmente, todo esto es una locura, porque todas las definiciones, tienen un destino para mí.
Y de lo que sí, estoy completamente segura, es de que, se mantendrá mucho más que "poco tiempo".
Resumamos:
Una locura transitoria

domingo, 4 de diciembre de 2011

Skype

-¿Me perdonas? Hoy no he cuidado mucho tu regalo. Voy hacerlo ahora.
-Haz, lo que a ti más te apetezca, que prefieres ¿cuidarlo o ver una película conmigo?
-Me apetecen mucho las dos cosas.
-Pues yo prefiero que no te vayas.

:)

Un país contigo



Me gustaría inventar un país contigo.
Al sur con tus pasiones y al oeste con el mar.
Si tu también lo sientes, si a ti también te apetece.
Celebrando con un beso que hoy es hoy.
Que nuestra patria existe donde estemos tu y yo, que todo estará cerca, así cerca estamos los dos.
Me encantaría que nuestro país tuviera un arsenal inmenso de caricias bajo el mar para que al caer la noche yo encienda dos velas para invadirte por sorpresa la intimidad.
Si tu también lo sientes, si a ti también te apetece, no lo pienses vamonos, ya somo dos.

sábado, 3 de diciembre de 2011

"Strangers in the night" ♪♫

Frank Sinatra entendió muy bien lo que tenemos. Nosotros solo eramos dos personas, que decidieron por cuenta ajena, irse a Londres. Dos personas que se conocieron, por la noche. Las tres noches. La primera en el Mustard. La segunda en la 610 con algunas excusas, para husmear en otros cuartos, y una lata de sidra. Y la tercera, en Minister of Sound, en medio de la oscuridad londinense.
En la madrugada del 23 de agosto. Hacia pocos días desde que nos veíamos. En esa habitación. 
Dos extraños en la noche, en un intercambio de miradas; preguntándonos cuales eran las posibilidades de que estuviéramos compartiendo un poco te tiempo, antes de que la noche se acabara. Algo en tus ojos hacia como un imán, recuerdo tu excitante sonrisa, y mi cabeza solo quería tenerte.
Eramos dos personas solas en la noche, dos extraños, desde ese momento cuando dijimos nuestro primer "hola"; no sabíamos que lo que tenemos estaba a una mirada de distancia; a un baile en Pigalle y una cálida noche. Después vino la distancia, pero eso no es importante; lo que tenemos es mucho más.

Te quiero

Quiero que sepas la importancia, que supone esto, para mí. Era madrugada del día dos noviembre, llevaba 5 noches durmiendo junto a ti. No se cuanto frío hacia, estábamos los dos tan unidos, piel con piel, que habíamos creado nuestro propio clima. En ese cuarto, no me importaba nada de lo que estuviera pasando en el resto del mundo. Los dos juntos en la última noche de mi visita a Mannheim.. y quería que no terminara nunca.
Tocar tu nariz con la mía, apretarnos en un abrazo, estrechar tu mejilla contra la mía, sentir el calor de tus manos sobre mi espalda, enredar las piernas, calentarnos los pies, escuchar la música de tu barriga... me encanta oírte respirar... Besarnos...
Cada poro de mí piel sufría escalofríos; en algún momento toda yo, quería gritarte, quería contarte, quería explicarte... Pero era tan grande, tan complicado, que no sé si entenderías, que a pesar de ser tan temprano, tenía la necesidad de decírtelo.
Puestos a ser sinceros, tengo que confesar que antes de decirlo me invadió el miedo. Incluso, notaste, que había algo que me estaba guardando. Y cuándo tenía claro que estaba pensando demasiado, decidí soltar lo que, cada parte de mí, te estaba chillando. 
Me volví tímida... no sabía como hacerlo, y solo quería que quedará guardado. 
Te dí la vuelta, y te acaricié, advirtiéndote al oído, que de un momento a otro, te daría un mensaje. 
Mis manos palparon tu espalda: del cuello, hasta su fin; la arrulle hasta la saciedad... y deslicé mis dedos sobre ella, empezando a escribir... ¿recuerdas lo que escribí? Estaba temblando...recuerdo todavía el tacto de tu piel.  Lo hice despacio, no quería que te perdieras ninguna de las letras..
Me gusto decírtelo y me encanto todo lo que me dijiste después... esa noche fue muy importante. Tenía que hacerlo antes de irme. Porque solo quería que supieras, pues eso, que te quiero.


viernes, 2 de diciembre de 2011

Quiéreme si te atreves

"Felicidad en estado puro, bruto, natural, volcánico, que gozada, es lo mejor del mundo.. Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, raya, petas hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, Isd, éxtasis... Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas... Mejor que la nocilla y los batidos de plátano... Mejor que la Trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Milenio... Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford... Mejor que la cara B de Abbey Road, los solos de Hendrix. Mejor que el pequeño paso de Neil Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, los trances de Dalai Lama, las experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que Woodstock y sus fiestas mas orgásmicas... mejor que los excesos del Marqués de Sade, Arthur Rimbaud, Morrison y Castaneda... Mejor que la libertad...Mejor que la vida."


Cita de la película "Quiéreme si te atreves"

Mi Bioquímica

Hay veces que el pulso se acelera, que puedes sentir cada latido precipitado, como fluye esa sangre hasta ser bombeada por el corazón... ese momento, en el que piensas que puede salir disparado por tu garganta...
Es la euforia la que me deja con la boca seca; realmente es acción, y sube mi adrenalina.
¿Conoces al músculo horripilador? Pues es aquel que hace que los pelos se pongan de punta... Parece que se volvieran escarpias.
Mantienes equilibrado mi nivel de serotonina; digamos que contigo no se debe tener un tiempo límite.
Dicen que las endorfinas son las responsables de los estados de calma, alegría y la sensación de enamoramiento, más bien, de mariposas en el estómago.
No puedo luchar contra la ciencia, es la bioquímica la que produce los efectos en el comportamiento humano; se supone que cada reacción es procesada por el cerebro.
Pero eres tú, quién emite esas señales tan fuertes que, necesito recibir, para que mi cerebro cree esta sensación de bienestar que, tengo ahora mismo.
¡Que le den a la bioquímica! Me gusta saber cuál es la respuesta que emite el cerebro, pero no es lo principal.
Lo que realmente me importa, es que, cuando estoy contigo, todo lo que pasa dentro de mí, me dice que, tú eres todo lo necesario para que cada molécula de mi cuerpo reaccione de esta manera, para hacerme sentir tan sumamente bien.
A parte de contarte todo lo que mi mente es capaz de decirte sobre mis sentimientos, quiero darte una razón por la que te demuestro que incluso, mi propio cuerpo, con sus reacciones naturales e incontrolables, también quiere estar contigo. Desea estar contigo... porque tú, eres quién está haciendo mover, todo el sistema central.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Todo a la vez

Creo que es prescindible vernos todos los días, yo sé que comprendes, que lo que más quiero, es estar contigo. Supongo que tampoco tengo que darte muchos besos y abrazos, para que sepas, que me gustas. No pienso que sea necesario decir muchas veces "te quiero", para que entiendas que, de verdad, lo siento.
Pero por si acaso, intentaré compartir mucho tiempo a tu lado; mejor será que te dé todos los besos y abrazos que pueda, y para que no quepa duda alguna, cada día te diré que te quiero, solo para que te acuerdes, de que lo hago.

How wonderful life is now you're in the world




So excuse me for forgetting, but these thing I do.
You see? I've forgotten if they're green or they're blue.
Anyway the thing is what I really mean:
Yours are the sweetest eyes I've ever seen

miércoles, 30 de noviembre de 2011

.

En realidad, es como si no te hubieras ido, estás conmigo :)

Un exceso de azúcar

Esa sensación... No sé como se explica...Es como cuando te tiras a la piscina y notas como las burbujas, te rodean y acarician tu piel, mientras el agua, hace que flotes. Te hace sentir igual que cuando sopla viento en tu cara y puedes imaginas que vuelas. Es igual que si tocas, sin estar tocando. Esa sensación, es la que te transporta a ese recuerdo que te pone los pelos de punta. Sobretodo es la que te da esa liberación que sosiega. Esa la que recorre mi cuerpo, cada vez que me miras.
Esa sensación que solo puedes producirla tú.

Decisiones, decisiones...

¿No te resulta extraño? Ya han pasado unos cuantos meses desde que Londres nos presento.
Sinceramente, ninguno de los dos, sabia nada de esto. Pero me gustan estas sorpresas que te ofrece la vida.
Porque, todo empieza siendo una auténtica locura y acaba siendo una historia increíble.
La vida se basa en decisiones; y si todas las que he tomado me han llevado hasta aquí, no me arrepiento de ninguna.

Significa mucho para mi

Dedicas cada noche, un poco de tu tiempo, antes de acostarme, a estrechar la distancia que ahora nos separa. Escribo todos tus mensajes, y los guardo; porqué para mí, todo lo que estás haciendo, es algo que no tiene palabras que puedan describirlo.
Üß

martes, 29 de noviembre de 2011

→←

He dormido en muchos sitios, que eran tu cama, y a todos los echo de menos. Pero es por ti, por quién, cada noche, vuelvo a ellos.
Sobretodo quiero que me abraces hasta quedarme dormida entre tus brazos y sentir el calor de tu respiración soplando en mi pelo.
Me encanta levantarme y ver que sigues durmiendo, para poder despertarte a besos. E incluso, daría lo que fuera, por desvelarme cada noche que estoy contigo, para no perderme ni un segundo, el poder mirarte.
Esta noche voy a volar kilómetros, para meterme entre tus sueños; y si esta noche hay pronostico de tormenta, caminaré kilómetros de carretera para quedarme rendida a tu lado, aunque sea en mi propia utopía.
Voy a quitarle las pilas a mi despertador, porque, no quiero límite de tiempo contigo.
u0kknuaatiy

Ex-mujer de hielo

Intentas planificar, más o menos, como será tu vida de aquí a un año. Tienes pensado un cuasi-futuro en el que tú, eres lo único que precede.
Las personas salen y entran de tu vida, como el dinero en tu cartera. Sigues deambulando sin ningún reparo. Hasta que alguien ralentiza tu tiempo, casi lo detiene, puedes deleitar cada segundo. En el momento que menos de lo esperas, alguien aparece detrás de una puerta... Y sientes que es hora de volver a disfrutar esos detalles especiales, casi imperceptibles...
El final, siempre supone un principio. El cambio es algo complicado, pero es algo que tiene que simplemente tiene que surgir. Dejarte llevar por lo que el mañana te deparé. Seguir adelante, y esperar a lo que tenga que ser, porque lo que tenga que ser será.
Pero de lo que estoy totalmente segura es que hacia mucho tiempo, que un cambio no me hacia tan sumamente feliz. Y sobre todo, tengo la certeza de que, gracias a ese cambio, tengo a una persona maravillosa conmigo.

102E → 610A

E: no no 
me voy a perder por Londres
bye bye
A: que dirección vas a seguirrrrr ??

lunes, 28 de noviembre de 2011

Haber respirado tu mismo aire, eso no puede tener precio. Siempre que sueño, te sueño y eres culpable de mi sonrisa de cada mañana. Quiero que sepas que estás conmigo, a donde quiera que vaya...
Me paso los días y las noches enteras, pensando que al fin encontré a alguien que vale la pena.
Confesarte que cada vez que me besas, me robas el aliento y has conseguido que esté loca por ti. 
Esto no será efímero en el tiempo. 
Te diré en todo momento del día, antes de que acaba cada día, todo lo que supones para mí.
Así comprendas todo lo que te esho de menos...

Algo, sobre un coche

Lo que verdaderamente intento decirte es que, en algún momento, cuando nuestros caminos se juntaron, no era esto lo que yo tenía previsto. No voy a negarte, que desde que te conocí, algo en mí, hizo saltar una chispa; pero no eran tanto a lo que estaba dispuesta a llegar.
En realidad, siempre sueles tener esas fantasías con la otra persona, pero siempre pensando que, solo son eso, fantasías. 
Sé que recuerdas que una vez, en un momento apogeo, que no debía, solté sin querer, algún titubeo y como palabra final "coche". No eres consciente de lo que supone, planear en un segundo así, algo de esa envergadura. Me refiero a que, en aquel instante, imaginé que no me importaría cruzar la distancia que fuera, con tal de poder mantener, lo que estaba viviendo contigo.
De verdad, resulta casi increíble pensar, que todo lo que esté pasando, se esté haciendo posible.
Haberte encontrado, siempre será, una de las cosas más bonitas que he vivido.

domingo, 27 de noviembre de 2011


Escribir en el vaho: Üß
Que tontería mas tonta 

Te echo de menos

Hay días en el que la inspiración se manifiesta de forma diferente. Quiero decirte muchas cosas, pero algunas veces pasa que, son pocas las palabras que manan y menos las que se dejan escribir. Hay algunas cosas que no puedo decirte de forma tan sencilla; y otras que no sabría ni como hacerlo.
Son de esos días en el que el corazón se revoluciona, se acelera y la late con mas fuerza; en los que se hace un nudo en el estómago y solo puedes pensar en como sería estar con la persona que quieres, aunque solo sea por unas horas. Se retienen en mi garganta las palabras, del desconsuelo de pensar y hacer recuento de los días que me quedan para verte.
Hoy es uno de esos días en los que la musa Erató no me acompaña, y no podré explicarte que pase lo que pase, significas mucho para mí.
Estoy decidida a no tirar la toalla; realmente me importas.

Me enamoré

sábado, 26 de noviembre de 2011

There's no place like home

Nunca me había parado simplemente a escuchar. He descubierto cuanta emoción puede producir, como puede envolverte la música; los recuerdos que puede guardar o esconder. Me lo enseñas tú.
La escuchaba una y otra vez, sin lograr cansarme de ella... Todavía no he sido capaz de dejar de escucharla.
Y cada vez que suena me viene a la mente esa noche: sentados en la silla de mi escritorio, en la habitación 102 E. No sabía si volvería a verte... solo quería que el tiempo se detuviera.
La puse mil veces, el día 27 de agosto... y a pesar de que no hacia más que hacerme llorar, no quería parar de oírla.
Ella conseguía hacerme pensar que no te habías ido; lograba hacerme sentir como en casa.
Porque tú eres mi casa y yo quiero empezar a ser la tuya.